Montserrat Trueta (1932-2018)

La tenacidad de Montserrat Trueta se ve reflejada en la historia de la Fundación Catalana Síndrome de Down. Firmemente convencida de que había que enfocar los retos y mirar hacia adelante con optimismo, nos deja un legado alentador para seguir luchando por los derechos de las personas con síndrome de Down o en otras situaciones de discapacidad intelectual, así como el agradecimiento por el camino recorrido junto a ella.

Montserrat Trueta i Llacuna -junto con otros padres y madres- fue fundadora de la Fundación Catalana Síndrome de Down en 1984. Desde que su hija, Katy Trias Trueta, asumió la dirección general, ella fue la presidenta del Patronato.

Hija del Dr. Josep Trueta, Montserrat Trueta pasó gran parte de su infancia y juventud en el exilio, en Oxford. Allí se casó, en 1954, con Ramon Trias Fargas. Tuvieron cuatro hijos: Toni, Katy, Mireia y Andy.

Como ella misma expresó numerosas veces tras el nacimiento de Andy, su hijo pequeño, con síndrome de Down, «acepto el diagnóstico, pero no el pronóstico». Desde ese momento inició una intensa y extensa búsqueda de métodos y profesionales con tal de poder ayudar a su hijo a tener el mejor desarrollo posible.

Viendo los avances y beneficios en Andy, convencida de que había que compartirlo con otras familias con hijos e hijas con síndrome de Down y de que otro pronóstico era posible, creó la Fundación Catalana Síndrome de Down.

Montserrat Trueta dedicó su vida a mejorar la calidad de vida de las personas en situación de discapacidad intelectual para que, además de tener deberes, han de poder disfrutar de los mismos derechos y oportunidades que el resto de los ciudadanos. Esta tarea le fue reconocida institucionalmente con la Cruz de Sant Jordi en 1992 y con la medalla del Parlamento de Cataluña en 2006. También recibió, en 2008, la Cruz de Oro de la Orden Civil de la Solidaridad Social.

Publicación del libro de Andy Trias Trueta

Montserrat Trueta pudo ver como su hijo Andy, que hace más de 15 años que vive de forma independiente, cumplía el sueño de publicar su libro de memorias «Ignorando el SD». La obra, una selección de los artículos y reflexiones que durante 16 años Andy ha ido escribiendo en sus libretas, se publicó el 21 de marzo de 2018, Día Mundial del Síndrome de Down.

Como dijo en alguna de sus conferencias más íntimas y personales, titulada «Mi experiencia como madre de Andy»: «En la vida, lo que cuenta son los valores».