La UPF y la FCSD entregan los diplomas de los cursos de auxiliar de oficina, de radio y de museos

47 estudiantes que completaron estos tres cursos de carácter profesionalizador, pertenecientes a la cuarta y la quinta promoción del programa, recogieron su diploma en un acto que tuvo lugar el 30 de junio en el campus de la Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra.

La Universidad Pompeu Fabra (UPF) y la Fundación Catalana Síndrome de Down (FCSD) entregaron los diplomas de la cuarta y la quinta edición de los cursos de Auxiliar de Oficina, de Auxiliar de Producción de Programas de Radio y de Auxiliar de Museos, que fueron impartidos por profesores vinculados a la UPF.

Los 47 estudiantes que han completado estos tres cursos recogieron el diploma acreditativo durante el acto de entrega, que tuvo lugar el 30 de junio, por la tarde, en el auditorio del campus de la Ciutadella de la UPF.

El acto estuvo presidido por Ester Oliveras, vicerrectora de Compromiso Social y Sostenibilidad de la UPF, y Katy Trias, directora general de la FCSD.

 

Experiencia gratificante

Durante la entrega, Teresa Monllau, profesora del Departamento de Economía y Empresa de la UPF y docente del curso de Auxiliar de Oficina, dirigió unas palabras a todos los estudiantes: «Hoy es un día de gratitud. Ha sido una experiencia muy gratificante y hemos aprendido mucho con vosotros; su actitud, las ganas de trabajar y de dar su opinión, la positividad que transmitáis, ha facilitado mucho la tarea».

Por parte de los alumnos, hicieron los parlamentos José Manuel García García, del curso de Auxiliar de Museos, y Pedro del Pozo Esparza, del curso de Auxiliar de Oficina. Ambos remarcaron la importancia de formarse para integrarse plenamente en la sociedad y agradecieron el apoyo de docentes, compañeros y familiares.

 

Formación generadora de oportunidades

Katy Trias, directora general de la FCSD, afirmó que «extender la formación universitaria a personas en situación de discapacidad es muy importante, es un paso más hacia la plena inclusión en la sociedad».

Según el seguimiento del servicio de Inclusión Laboral de la FCSD, el 52% de las personas que han realizado los cursos han encontrado trabajo. Del resto, un 21% ya trabajaba mientras hacía el curso y les sirvió para mantener el trabajo y mejorar el rendimiento. «Por lo tanto, podemos decir bien claro: la empleabilidad de las personas en situación de discapacidad intelectual mejora cuando se forman», afirmó Trias..

Ester Oliveras, vicerrectora de Compromiso Social y Sostenibilidad de la UPF afirmó que «la formación es imprescindible para tener mayor autonomía y mejor calidad de vida, y desde la UPF estamos comprometidos a hacer que las universidades sean cada vez más inclusiva».

 

Formación en un entorno normalizado

Esta colaboración forma parte de uno de los proyectos puestos en marcha por la Fundación Catalana Síndrome de Down de trabajo en red (con empresas, administración y universidades) para ampliar conocimientos y abrir nuevos caminos laborales a las personas con síndrome de Down o con otras discapacidades intelectuales.

El objetivo es ofrecer a este colectivo una formación a cargo de personal especializado y en un entorno normalizado. Los cursos incluyen una primera parte de formación teórica, y una segunda dedicada a las prácticas.

Desde el inicio de la colaboración en el año 2016, se han formado más de 120 personas en situación de discapacidad intelectual.