No hay productos en el carrito.

8M: hagamos frente a la doble discriminación

La Asamblea de Derechos Humanos Montserrat Trueta (ADHMT) de la FCSD ha impulsado un manifiesto con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres, para reivindicar la dignidad y la igualdad de las mujeres con síndrome de Down y otras situaciones de discapacidad intelectual y hacer frente a la doble discriminación que sufren: ser mujer y estar en situación de discapacidad.
Cuatro mujeres miembros de la ADHMT, Montserrat Vilarrasa, Clara Hervás, Jordina Amorós y Marina Alcaide, han impulsado un manifiesto que reivindica que todas las mujeres deben «tener los mismos derechos y libertades que los demás seres humanos». Las impulsoras del manifiesto consideran que la discapacidad «no puede ser una barrera para defender y ejercer nuestros derechos como personas y mostrar lo que somos capaces de hacer, porque podemos y queremos hacer muchas cosas».
En relación con la «Declaración de mujeres con discapacidad en posiciones de liderazgo político y público: hacia Pekín +25», las impulsoras del manifiesto piden «la presencia de más mujeres en situación de discapacidad y, más aún, en situación de discapacidad intelectual, en puestos de responsabilidad política y pública». Para que esto sea posible se necesitan más medidas de accesibilidad intelectual o cognitiva en general, y especialmente en los entornos de liderazgos en los que se toman decisiones sobre la ciudadanía.

Ciudadanas de pleno derecho

Del mismo modo, las mujeres impulsoras exigen ser tratadas como ciudadanas de pleno derecho en la línea que marca la Convención internacional de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Finalmente, en el contexto actual de la Covid-19, las mujeres firmantes reivindican el derecho de estar bien informadas sobre salud en general y sobre las posibles afectaciones de la pandemia con respecto especialmente a su salud mental y sexual. También piden que la pandemia no implique un retroceso de sus derechos y se les garantice el derecho a la intimidad, al trabajo o la vida independiente, entre otros.

Podéis leer el manifiesto en catalán, castellano e inglés y adheriros para colaborar a hacer oír la voz de las mujeres en situación de discapacidad intelectual.